“A Los Beatles le debemos todo”

“A Los Beatles le debemos todo”

Desde 1987, la banda The Beats, creada por Patricio y Diego Pérez, se ganó el reconocimiento y el prestigio dentro y fuera del país, al ser considerada la mejor banda beatle del mundo. Son los favoritos a la hora de escuchar las mejores melodías del cuarteto de Liverpool con una caracterización perfecta. Curiosamente, no se consideran una banda tributo, sino que lo suyo es un espectáculo teatral que recrea musicalmente la obra de los Beatles y su historia; y no una mera reproducción (covers) de sus canciones. En diálogo con Patricio, quien hace el rol de George Harrison, mantuvo un diálogo con DIARIO DE CUYO previo a la función que realizará el grupo en el Auditorio Juan Victoria, para celebrar los 30 años de esta propuesta “Made in Argentina”.

– ¿Al estar en gira y tocar en el auditorio, sienten que juegan de local?

– La verdad que sí porque lo que nos hace jugar más de local es la gente, que nos motiva a volver.

Si bien, no es redituable ahora para nosotros hacer giras por el país, la verdad que el calor que nos da el público tiene mucho más valor por lo afectivo. Es el más importante de todos, así que por eso nos encanta volver y ahí estarán para aplaudirnos y para generar esta magia que se genera entre nosotros y ellos. Porque en realidad lo que nosotros hacemos no tendría sentido sin la presencia de ellos. En esta gira que hacemos, nos faltaban varias ciudades por recorrer y no queríamos dejar afuera la región de Cuyo, sobre todo San Juan a la que nos encanta volver y somos recibidos con un cariño fuertísimo.

– ¿Qué alternativas buscan para que la estructura de su producción no se caiga ante la situación económica?

– Más allá que tengamos una puerta internacional abierta que nos ayuda bastante, seguimos apostamos al país, porque somos argentinos y patriotas y no vamos a dejar de llevar nuestras producciones por todo el país, aunque esto nos cueste, ya que sale muy duro hacerlo, porque la situación del país es dura, inclusive está durísimo también el teatro; pero no dejamos de apostar, el público siempre responde y se merece que estemos y nos gusta que podamos acudir a todos aquellos lugares donde nos abrazan con tanto cariño. Con las productoras locales tratamos que los precios de entradas sean razonables, hacemos las cosas cuidadas porque a la gente se le hace imposible pagar las cosas, somos conscientes de todo eso y hacemos lo posible para que nuestro espectáculo sea lo más accesible.

– ¿Qué experiencias te han marcado en este camino de tres décadas?

– La verdad que The Beats me marcó para toda la vida. Empezamos a mediados de los 80 a tocar, éramos muy fanáticos de los Beatles y siendo adolescentes, de repente, ya estábamos trabajando en esto y se volvió una profesión sin quererlo. Se fue dando todo naturalmente, nuestra vida no hubiese sido igual, por eso a los Beatles le debemos todo. Además, siempre le pusimos el corazón, siempre apostamos a lo que sentimos correcto y eso da su fruto con el tiempo. En la vida hay que tener pasión, una visión y ponerle amor a todo lo que uno hace.

– ¿A la hora de repartirse los roles, por qué elegiste a Harrison? ¿Cómo fue al principio? 

– En la primera formación del 1987 hice de Paul McCartney durante 4 años, después el espectáculo requería un McCartney zurdo y como nos volvimos tan detallistas en la imagen, en los instrumentos y en el vestuario, debíamos cambiar y además yo tenía mucha ductibilidad con la guitarra y como me fascinaba Harrison y tocar como él, no fue nada difícil pasarme de papel y me siento muy cómodo haciéndolo.

– ¿Qué virtudes encontrás en Paul al verlo que sigue activo todavía?

– Admiro mucho que una persona con 80 años como rockero siga ofreciendo un show de más de dos horas, casi sin tomar agua, cantando en la misma tonalidad de siempre, aunque su voz sea ya opaca, pero bueno es claro de la edad, la garganta es un músculo que se desgasta, es loable lo que se hace, sigue aportando mucho material todos los días. Él está muy aggiornado a la música hoy en día y es una tarea nada sencilla de hacer, porque en 1965 compuso Yesterday apenas 20 años y hasta el día de hoy nos sigue dando tanto a la música, que es muy admirable.

– ¿Hay un momento en el que necesitás sacarte el traje de George?

– Bueno, tenemos una rutina de miércoles a domingo, en la que somos The Beats, después lunes y martes somos nosotros mismos. Es cierto, tenemos poco tiempo libre, pero nuestra vida es muy tranquila, con giras constantes, pero tenemos nuestros momentos de descanso, cuidamos nuestras cuerdas vocales; simplemente el personaje aparece cuando comienza la función y cuando termina volvemos a ser nosotros.

– ¿Por qué sigue tan vigente la “beatlemania” en la cultura popular?

– Los Beatles están en los libros de historia, son referentes a la misma altura de Mozart y Beethoven, pero fueron más allá de lo musical. Han revolucionado todo y tocado a varias generaciones, a partir de los ’60, la llegada del hippismo, la psicodelia, las canciones de protesta… no apareció otra banda que haya generado ese fenómeno mundial en la época. Siguen siendo hoy admirados por el hito cultural que lograron.

FUENTE: DIARIO DE CUYO